(StatePoint) La enfermedad renal se conoce como el “asesino silencioso,” ya que con frecuencia no hay síntomas visibles y mata a más personas que el cáncer de mama o de próstata. Aunque hay muchos factores de riesgo, la población hispana es especialmente vulnerable a esta pérdida progresiva de la función renal.

De hecho, los hispanos tienen casi el doble de probabilidades de tener diabetes –una de las causas principales de la enfermedad renal– en comparación con los estadounidenses blancos. Este segmento de la población también tiene 1.5 veces más probabilidades de experimentar insuficiencia renal.

Click Here to Enlarge Infographic.

A pesar del elevado riesgo de padecer enfermedad renal, los hispanos son 75 por ciento menos propensos a ser tratados con hemodiálisis domiciliaria que los estadounidenses blancos–una opción de tratamiento que ofrece a algunos pacientes beneficios tales como una recuperación más rápida y un menor riesgo de muerte. Desafortunadamente, todavía hay muchas barreras para recibir este tratamiento, incluyendo parcialidad de los proveedores y educación acerca de los tratamientos disponibles. Los pacientes pueden aprender más sobre la hemodiálisis domiciliaria visitando ww3.nxstage.com/hhdesp/.

Recuerde, la enfermedad renal no siempre se hace notar. Hable con su médico acerca de someterse a un análisis, sobre todo si tiene factores de riesgo. Y, si sufre de esta enfermedad, investigue sus opciones para determinar si tratamientos como la hemodiálisis domiciliaria pueden mejorar su salud.